sábado, 15 de febrero de 2014

tres meses...

aunque ya han pasado 3 meses, sigo recordandote en mi vientre... no se pero al principio tuve muchos miedos. y antes no me hubiere imaginado la vida contigo... sin embargo hoy no me puedo imaginar la vida sin ti.

cada segundo que pasa es como algo que me puedo perder tuyo... una simple palabra, una carcajada... rodar sobre tu espalda... se me hace tan complicado despegarme de ti en la mañana cuando te dejo en la guardería... o cuando te dejo con tu abuela... que aunque ella es la mejor persona para cuidarte se que ella disfrutará todo lo que yo podría disfrutar de ti. Ay... (suspiro). nunca me hubiera imaginado que esto fuera tan hermoso, basta música para poder ver que el dar vida y el ayudar a mantenerla es inimaginable.

Luis alfredo, cuando estes mayor me gustaría que leyeras esto... no sabes que siento cuando te veo en tu cunita... cuando duermes... lo hermoso que te ves... eres la mezcla perfecta de tu padre y yo.

cuando eras un recién nacido admiraba tu carita dormida, y cuando llorabas y no sabía que hacer tu abuela me ayudaba a dormirte. Después supe que cuando te tomaba en mis brazos en la noche y te amamantaba a mi lado dormias como ángel y no llorabas, no deje de hacerlo. Me encanta dormirte en mis brazos y darte pecho... verte en la mañana que me levanto, tu cara resplandece cual lucero... te amo... te amo y esto no es un amor pasional... es un amor inimaginable, diferente al que siento por tu papá...

espero que algún día leas esto y te des cuenta que te amo tanto... mi bebe precioso... siempre serás eso... mi bebé... espero que todo lo que te enseñe te sea de provecho y te ayuden en la vida... esa es nuestra misión... darte armas para salir avante de esta vida...