martes, 19 de noviembre de 2013

Antes de que nacieras

después de haber estado mas de 9 meses en espera de esta pequeña criatura, y después de que todo el mundo al ver mi panza exclamará.." se me hace que lo tendrás antes", realmente pensé que él llegaría al mundo entre sus semanas 38 y antes de la 40 de gestación. Sin embargo, todo empezo a complicarse. Justo en la semana 38 tuve mi cita de control prenatal donde siempre de rutina te toman la presión. Algo muy peligroso durante el embarazo es la llamada eclampsia o preclampsia, creo que no es lo mismo, no soy médico pero he escuchado que se le llama más preclamsia. Es peligroso por que si tienes presión alta puedes llegar a convulsionarte y esto pone en riesgo tu vida y la de tu bebé. Las causas de la misma no las sé, lo único que puedo decir es que tiene signos de alarmas y entre éstos signos de alarmas va la presión alta, dolor de cabeza, vómito, ver luces blancas, zumbido de oídos, etc.

Esa vez yo no me sentía mal, pero ya siendo el último mes de mi embarazo empece a retener muchos líquidos, estaba un poco hinchada y la verdad en ocasiones me dolía la cabeza. El médico prefirío envíarme a urgencias para que ahí me checarán mejor y sí tenían que hospitalizarme lo hicieran. Dicho y hecho, fuí a urgencía, ahí me enviaron a toco, que es como se le llama al área donde se encuentran las embarazadas que estan a punto de parir, y me tuvieron en observación. se supone que en el seguro social entra un protocolo de preclampsia, te dejan 72 horas en observación si sigue igual la presión, la mía se quedo normal, no se que me estaría afectando en esos momentos en el consultorio, pero en el área de embarazadas ya estaba mejor. Ese día hubo muchos partos, salían bebés y entraban madres a la sala de expulsión. a mi me tuvieron sin comer nada, sin líquidos, ni suero ni glucosa, claro, por intravenosa, nada. Entre a las 12:30 pm y a las 6:00 pm me enviaron al ultrasonido, mi pequeño bebé de 38 semanas tenía frecuencia baja, algo que le llaman braquicardía, para colmo yo ya sabía que tenía una vuelta de cordon en el cuello. Sin embargo las ginecologas al ver esto, en seguida me programaron una cesarea, oh Dios!, me dí el susto de mi vida. Comence a llorar por que yo no me esperaba eso, me empezaron a hacer firmar varios documentos. Pero como por arte de magía me salvo la campana, hubo cambio de turno y la ginecologa que entro después me pregunto cuando había comido y le comente que alas 10 de la mañana, ella dijo, te voy a volver a valorar por que probablemente por eso tu bebe salío así en el ultrasonido. Me hizo tres registros de la frecuencia cardíaca de mi bebé, no sin antes haberme puesto glucosa. Y como era de esperarse, en esos 3, los latidos de mi bebé salieron perfectos. Se supone, por lo que he leído que la braquicardia es una anormalidad de la frecuencia cardíaca del feto, es menos de la frecuencia cardiaca normal, lo que supone poca oxigenación y puede provocar probables daños al bebe.

Me tuvieron hasta las 1 de la mañana. Yo estaba muy triste por que no me esperaba eso, esperaba que me dieran dolores, tener un maravilloso parto natural, que mi esposo me llevará al hospital y que tuviera la oportunidad de darme un beso antes. y eso hizo que se me bajará todo el ánimo.

Esta fecha fue el 23 de octubre, entonces, para esa fecha hubiere podido mi bebé haber salido, sin embargo Dios no permitió que eso pasará, y pudo quedarse 2 semanas más en mi vientre. Yo de todas formas no me esperaba lo que después iba a suceder...